Cerrar X
Escríbenos
Las personas solemos afirmar que tomamos decisiones racionales pero, en realidad, son las emociones las que nos mueven. Las relaciones personales influyen en gran medida en el compromiso e implicación de los empleados, en la eficiencia de su trabajo, en la fidelidad a la compañía y en el hecho de actuar como auténticos embajadores de la empresa donde trabajan. Es hora de que la dirección se dé cuenta de que el compromiso va más allá de sentirse feliz en el lugar de trabajo. 
Los empleados comprometidos y empoderados se implican totalmente, se entusiasman con su trabajo y actúan de forma tal que contribuyen al éxito de la organización. Según las encuestas de Scarlett Surveys, "el compromiso es un dato que mide el grado de vinculación emocional positiva o negativa de un empleado en relación con su puesto de trabajo, su jefe, sus compañeros y la empresa, y este compromiso influye profundamente en su voluntad de aprender y mejorar en el trabajo".

Regístrese para leer más...

Contacto

 

Contáctenos

Aliados