Cerrar X
Escríbenos
A Mónica* la ingresaron al Hogar Seguro Vírgen de la Asunción en febrero, luego de que su padre sufriera un derrame cerebral. 20 días después, el pasado 7 de marzo ocurrió un amotinamiento en este centro, uno de los más importantes de Guatemala y que superaba la capacidad de niños y adolescentes que por espacio y atenciones debía acoger. El personal de la Secretaría de Bienestar Social intentó controlar la protesta juvenil, que denunciaba los maltratos y violaciones sexuales que los niños y niñas alegaban habían sido sometidos.

Precisamente, meses atrás la Procuraduría de Derechos Humanos había reportado hechos por abuso infantil. Esa noche el motín empeoró y en la madrugada del 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, encerraron bajo llave a más de 50 niñas en un aula, quienes provocaron un incendio para que las dejaran salir. Eso no ocurrió inmediatamente. El fuego cobró las vidas de 40 de ellas. Mónica se salvó pero su nivel de quemaduras fue tan elevado que, junto con otras de sus compañeras, fue trasladada a un hospital en Galveston, Texas, para recibir tratamiento médico especializado.

Regístrese para leer más...

Contacto

 

Contáctenos

Aliados