Diálogo Empresarial de las Américas

El Acuerdo sobre Facilitación del Comercio (AFC) de la Organización Mundial del Comercio (OMC), acordado en Bali en 2013, representa una oportunidad única para promover un crecimiento económico inclusivo a través de transacciones comerciales transfronterizas más sencillas, rápidas y económicas para empresas de todos los tamaños.

Los países que ratifican el AFC se comprometen a realizar una serie de reformas para reducir la burocracia en las fronteras: desde medidas para agilizar el levante y el despacho de las mercancías hasta el reforzamiento de la cooperación entre agencias fronterizas. Se estima que la plena aplicación del Acuerdo podría reducir los costos del comercio en una media del 14,3 %. Un estudio reciente de la OMC apunta a que la implementación de las reformas del AFC podría crear unos 20 millones de puestos de trabajo, principalmente en países en vías de desarrollo. El Acuerdo ayudará a estos países a diversificar sus exportaciones y aprovechar las cadenas de valor globales. Unos procedimientos aduaneros más transparentes y predecibles facilitarán también a las pequeñas y medianas empresas para conectar con clientes de mercados extranjeros por primera vez.


EL ROL DEL SECTOR PRIVADO

Es un hecho ampliamente reconocido que el sector privado puede desempeñar un papel estratégico en la implementación de las reformas para facilitar el comercio. El AFC anima a los miembros de la OMC a colaborar con el sector privado en la aplicación del acuerdo con medidas tales como el establecimiento de comités nacionales de facilitación del comercio.

Las empresas, tanto locales como globales, pueden apoyar a los gobiernos mediante la identificación de desafíos y oportunidades específicos de su área geográfica a fin de potenciar los vínculos logísticos y comerciales con las cadenas de valor globales. El sector privado también puede proporcionar conocimientos técnicos y recursos para apoyar determinadas iniciativas de reforma estratégicas.

No obstante, hasta la fecha, los esfuerzos a nivel mundial para movilizar a la comunidad empresarial han sido generalmente fragmentados y las empresas de algunas regiones aún no conocen el AFC. A fin de maximizar el potencial social y económico del AFC, será esencial reforzar el conocimiento y la participación de las empresas en el mismo con el fin de promover no solamente el apoyo sino también la necesidad de avanzar con reformas de facilitación del comercio.

La necesidad de aprovechar mejor la experiencia del sector privado en la implantación del AFC requiere, por tanto, nuevos planteamientos en torno a la cooperación para el desarrollo y, concretamente, un nuevo marco para la cooperación entre el sector público y el sector privado para ayudar a que las reformas de facilitación del comercio sean comercialmente significativas.

ALIANZA MUNDIAL PARA LA FACILITACIÓN DEL COMERCIO

En este contexto, tres importantes organizaciones del sector privado — el Foro Económico Mundial , la Cámara de Comercio Internacional y el Centro para la Empresa Privada Internacional — han unido sus fuerzas para formar la Alianza Mundial para la Facilitación del Comercio.

Los socios de la Alianza han trabajado en estrecha colaboración para establecer una plataforma única pública-privada con el objetivo de aprovechar la experiencia, el liderazgo y los recursos del sector privado a fin de implementar reformas para la facilitación del comercio que sean efectivas de acuerdo con indicadores empresariales reales.

Con el objetivo primordial de acelerar las ambiciosas reformas de facilitación del comercio, las actividades principales de la Alianza incluyen:

  • Promover la concientización sobre los beneficios de la facilitación del comercio tanto en el sector público como en el privado;
  • Establecer un diálogo sostenible entre múltiples actores interesados en aras de la facilitación del comercio;
  • Fomentar colaboraciones entre los sectores público y privado para impulsar cambios, haciendo partícipes a empresas y asociaciones locales;
  • Asistencia técnica y financiera para la creación de capacidad;
  • Análisis comparativo y evaluación basada en indicadores empresariales reconocidos.
Se prevé que la Alianza prestará apoyo regularmente cada año a las iniciativas de unos 12 a 15 países en desarrollo, al mismo tiempo que trabajará a nivel mundial y regional para concienciar a las partes interesadas de la importancia de la facilitación del comercio y del papel de la cooperación entre los sectores público y privado en la implementación del AFC. A fin de asegurarse de que existe sinergia con las actividades de otros programas internacionales, la Alianza trabajará activamente con otros organismos, donantes y asociaciones internacionales.

Gracias al respaldo político pleno de los gobiernos nacionales, los proyectos de Alianza en cada país aprovecharán al máximo los conocimientos y los recursos de organizaciones internacionales y empresas líderes, además de brindar una plataforma para las comunidades empresariales locales a la hora de identificar embotellamientos para el comercio y trabajar en colaboración con los gobiernos para lograr que las reformas sean eficaces.

La Alianza cuenta con su propio Índice sobre Facilitación de Comercio, el cual constituye un indicador del progreso por países y representa un incentivo competitivo entre estos para implementar las reformas de facilitación del comercio, haciéndolos más atractivos para el comercio y la inversión y reforzando su comunidad empresarial local.
Secretaría de la Alianza Mundial para la Facilitación del Comercio 

Diálogo Empresarial de las Américas



Comunidad IFRS

Si eres miembro de la Comunidad IFRS ingresa aquí

Photo RGB R ISRL D2 CM2 8059

.............................

BANNER CLUB

Aliados